miércoles, diciembre 14, 2011

DE RÍOS Y FLAMENCOS by Mikel Lado Peña

A nuestro compañero,
guitarrista flamenco
y amigo Sesi Mier.
¡Va por usted Maestro!
Los dedos del duende en sus caderas,
compás marcado sobre su piel de madera
y ahora, las silenciosas cuerdas ya tiemblan,
la gente puesta en pie pide más candela.

El gato sacrílego ladra tres quejidos,
el perro temeroso maúlla dos suspiros
porque el aire baila por soleares
y por rumbas el agua está vestido.

¡Déle maestro, déle fuerte,
pues la noche esta iluminada!
Las luciérnagas del flamenco
sobre tus manos están posadas.

Las cuerdas palpitan templadas de rabia,
tristeza, fandango, seguidilla y alegría
y el maestro tranquilo, se para,
echa un trago, recoge su coleta y afina.

No sea que la noche nos lleve
entre ríos y flamencos que pintan,
porque el jolgorio estará asegurado
y a falta de sensatez , vino y poesía.

¡Dale, dale otra vuelta talento
que las sillas siguen sin estar vacías!
Y que el corazón se me parta esta noche,
pero pa´ la penas, márquese una buena bulería.

La música para, la noche termina.
Ella, morena gitana, oscura y sombría
para el alma solo nos deja dos compases
como dos besos sobre tus mejillas.

Gracias maestro, puede recoger allí su propina.
Usted y su guitarra, permítame decirle: Pura Poesía.

(c) M.A L.P