miércoles, febrero 26, 2014

ESPEJO


Lo abandone, si
abandone su cálido reflejo
apague la luz y cerré la puerta.

Lo abandone, si
abandone nuestro espejo
ni tuyo ni mío, nuestro.

Fiel reflejo de cuerpos y miradas
de caricias y manos furtivas
buscando curvas de piel.

Manos que te secaban
las últimas gotas de agua
y extendían el aceite
frente a el, sobre tu piel.

Marco callado, voyeur siempre
fotografiando los instantes
que se perderán en el tiempo.

Quien pudiera revivir esos instantes
quien pudiera olvidarse de todos ellos
quien pudiera no pensar, ni soñar... solo dormir.

Quien pudiera parecerse un poco a ti
portazo y nueva vida
no sentir mas, antigua vida mía.

Quien pudiera, en otras manos, tan lejos.

Si, lo abandone
triste, perplejo y sorprendido
ahora posiblemente, ante otros cuerpos
preguntándose,
¿como pudieron pasar de caricias, risas y besos
a indiferencia, frío y silencio?.
A una distancia tan grande.

De quererse tanto
a abandonarlo,
solo por ser callado testigo de sus besos.


Mikel L,P (extrido del poemario "El invierno en llamas, 2008.Absenta)