miércoles, enero 09, 2013

DECEPCIÓN


La decepción no entiende de sombras
es el sol caliente que te abrasa la piel
es la verdad sangrante que brota de la herida
tras caer abatidos por la mentira que domina.

La decepción es monopolio del dinero para todo
mientras te compran la razón mas bien como saldo
es sentirnos humillados por el incesante espanto
tras aguantar el vómito sutil de los hábiles vicarios.

La decepción es una mano sobre la otra
frotándose en la desesperación del impuesto reposo
desollándose en una inactividad feroz y plena
que atrofia hasta la sensatez de las mentes serenas.

La decepción es una marea con pleamar eterna
el ocaso entre la bruma de una luna sin estrellas
el final de un camino hasta el medio del desierto
el día que me levante sin saber el por qué de ello.

La decepción es desangrarse en la batalla absurda de los siervos
mientras nobles sepultureros juegan a las tabas con tus huesos
se ensañan a patadas con los heridos de su propio reino deshecho
entre risas de soldados, patriotas e idiotas, camino del matadero.

La decepción es un hombre solo, sentado e inmóvil en el camino
que no sabe que solo tiene que levantarse para cambiar su sino.



(c) Mikel Lado Peña, publicado en la revista ABSENTA POETAS Nº11 (Noviembre 2012)